Consumir Carbohidratos Complejos Para Bajar de Peso

Los hidratos de carbono a menudo recibe un golpe negativo, muchas dietas de moda recomiendan limitar o incluso eliminar los carbohidratos. Sin embargo, mientras que el consumo excesivo de hidratos de carbono simples pueden conducir a un aumento de peso, los hidratos de carbono complejos sirven como un componente importante de una dieta saludable, bien balanceada y puede incluso contribuir a la pérdida de peso.

Alternativas Para Bajar de Peso

Los hidratos de carbono a menudo recibe un golpe negativo, muchas dietas de moda recomiendan limitar o incluso eliminar los carbohidratos. Sin embargo, mientras que el consumo excesivo de hidratos de carbono simples pueden conducir a un aumento de peso, los hidratos de carbono complejos sirven como un componente importante de una dieta saludable, bien balanceada y puede incluso contribuir a la pérdida de peso.

Complejo vs Simple

Todos los hidratos de carbono están hechos de moléculas de azúcar que su cuerpo descompone en la energía. Los carbohidratos simples contienen sólo una molécula e incluyen azúcares tales como azúcar de mesa o sacarosa, azúcar de leche o lactosa; fruta y el azúcar o fructosa. Los carbohidratos complejos contienen tres o más moléculas de azúcar unidas entre sí. Su cuerpo trata a estos hidratos de carbono de forma diferente, mientras que los carbohidratos simples, conocidos como alimentos de alto índice glicémico se descomponen rápidamente en glucosa, hidratos de carbono complejos tardan más tiempo en digerir.

Los hidratos de Carbono Simples y Aumento de Peso

Los carbohidratos simples se encuentran generalmente en alimentos procesados o refinados, tales como dulces, refrescos y otras bebidas azucaradas, panes y pastas, dulces y productos horneados. Cuando el cuerpo descompone los carbohidratos simples, azúcares entran al torrente sanguíneo rápidamente. Estos carbohidratos tienen un índice glucémico alto y proporcionan energía pero poco valor nutritivo, estos carbohidratos simples pueden conducir a la resistencia a la insulina, una condición que puede causar presión arterial alta, disminución del HDL, niveles elevados de triglicéridos y el aumento de peso, de acuerdo con la Harvard School of Public Health.

Efectos de Carbohidratos Complejos

Por el contrario, los carbohidratos complejos tardan más tiempo en digerir y ofrecer un mayor valor nutricional y beneficios para la salud. Una variedad de alimentos que contienen hidratos de carbono complejos, incluidos los ricos en fibra, granos enteros, verduras, frutas y legumbres. Debido a que los carbohidratos complejos tienden a ser bajos en calorías pero ricos en fibra, promueven una sensación de que puede ayudar en la pérdida de peso, de acuerdo con la Universidad de California en Los Angeles. Alimentos complejos ricos en carbohidratos también proporcionan beneficios para la salud como un colesterol más bajo, menor riesgo de enfermedad cardíaca y el control de la diabetes.

Granos Enteros

Pasar sobre el arroz blanco, el pan y la pasta; estos alimentos tienden a ser refinado y enriquecido y la mayoría contienen hidratos de carbono simples. En su lugar, elija granos enteros. Ellos ofrecen los hidratos de carbono complejo y fibra saludables, una gran combinación para perder peso. Los alimentos integrales son avena, cereales de salvado, pan de trigo integral y los panecillos, pasta de trigo entero, arroz integral, mijo, quinoa, cuscús de trigo integral y bulgar.

Frutas y Verduras

Las frutas y las verduras contienen carbohidratos complejos saludables. También están llenos de vitaminas, minerales y fibra, pero no son altos en calorías, por lo que una opción apropiada para la pérdida de peso.

Consuma al menos cinco porciones de verduras y frutas cada día. Concéntrese en las frutas enteras, que mantendrán tu metabolismo activo.

Legumbres

Frijoles, lentejas, guisantes y otras legumbres aportan hidratos de carbono complejos y son ricas en proteínas, fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes. Los frijoles son una opción apropiada para la pérdida de peso, sino que digerir lentamente, ofreciendo esa sensación de saciedad sin la carga de calorías correspondiente. El Departamento de Agricultura de EE.UU. recomienda comer legumbres varias veces por semana como parte de una dieta sana y equilibrada.