¿La gelatina es saludable?, ¿Cómo consumir el producto y obtener beneficios?

El principal ingrediente de las gelatinas industrializadas es el azúcar. El consumo excesivo de este componente puede llevar a un aumento de peso o a la obesidad.

Cuando pensamos que la gelatina es esa opción industrializada, colorida y fácil de consumir como postre o jugo, la respuesta es no, la gelatina no es un alimento saludable.

Antes de hablar de por qué no es la mejor opción para su comida, es bueno aclarar que, nutricionalmente, la gelatina no se considera un alimento, sino un producto alimenticio.

Esto se debe a que no contiene ningún ingrediente en su formulación que se considere un alimento real. Por lo tanto, su valor nutritivo es muy bajo, siendo considerado una fuente de “calorías vacías”.

¿Cuáles son los peligros de consumir gelatina?

La gelatina que encontramos en el mercado está compuesta básicamente de azúcar, gelatina (obtenida por extracción de colágeno de tejidos animales), edulcorantes artificiales, reguladores de acidez y numerosos colorantes y saborizantes artificiales que le confieren ese color y esa dulzura tan atractivos.

Así, mirando esta lista de ingredientes, ya es posible imaginar los efectos nocivos de su consumo excesivo. Los riesgos están asociados principalmente a los componentes artificiales. Entre ellos:

·        El exceso de peso y la resistencia a la insulina

El principal ingrediente de las gelatinas industrializadas es el azúcar. El consumo excesivo de este componente puede llevar a un aumento de peso o a la obesidad.

El aumento de peso también puede estar relacionado con la resistencia a la insulina, una condición patológica que se asocia con el desarrollo de la diabetes, el aumento de la grasa abdominal y las enfermedades cardiovasculares.

Y ni siquiera la opción de cero azúcar (dieta) es segura. Esto se debe a que esta versión tiene un alto contenido de endulzantes artificiales, también conocidos como edulcorantes, y los mismos colores y sabores que son dañinos.

·        Compulsión por la comida

El exceso de edulcorantes artificiales puede estimular la compulsión por la comida y el deseo de comer dulces. Además, no se recomienda el consumo de estos componentes a los niños y las mujeres embarazadas.

Recordando que la opción de la dieta debe ser la elección sólo para las personas que tienen un consumo restringido de azúcar, como los pacientes diabéticos.

·        Reacciones alérgicas

Los colorantes son aditivos alimentarios utilizados por la industria para hacer los productos más atractivos para los consumidores. Su consumo excesivo o a largo plazo puede desencadenar reacciones alérgicas, irritación gástrica, problemas de piel y susceptibilidad al cáncer.

Los adultos, y especialmente los niños, que son intolerantes a los colorantes pueden desarrollar síntomas alérgicos. Los colorantes más relacionados son el Carmín y la Tartracina, que confieren a los alimentos una coloración roja y amarilla, respectivamente.

Por otro lado, algunos niños pueden tener una alergia a la gelatina no relacionada con estos componentes. En tales casos, la causa de la alergia es la herencia genética de un gen común en las personas de origen oriental.

·        Cambios de comportamiento

En un estudio de 11 tipos de gelatinas industrializadas realizado por la Pro Teste Associação de Consumidores se demostró que todas ellas tenían el colorante amarillo crepuscular en su formulación. Este colorante se asocia con la hiperactividad, el déficit de atención y otros trastornos de conducta en niños susceptibles. Además, ha sido prohibido por la legislación de algunos países europeos, sin embargo.

¿Es la gelatina una fuente importante de colágeno?

No. Muchas personas consumen la gelatina industrial con la idea de que aporta beneficios a la piel, las uñas y el cabello, gracias al colágeno presente en su composición. Sin embargo, esto es sólo un mito, ya que la cantidad de colágeno presente es mínima y puede considerarse insignificante en relación con las necesidades de nuestro cuerpo.

¿Cuándo es la gelatina una opción saludable?

¿Pero entonces debo excluir esa opción de mi menú? No. Si se consume en pequeñas cantidades, no ofrece ningún riesgo potencial para la salud.

Cuando lo compre, tenga en cuenta la lista de ingredientes descritos en el paquete y dé preferencia a los productos con menos azúcares y aditivos químicos.

Para aquellos que les gusta el producto, hay formas más saludables de consumirlo. Una gran opción es prepararlo en casa, usando gelatina incolora, jugo de fruta natural o yogurt. Esto se debe a que esta versión no tiene colores artificiales, edulcorantes o azúcar.

Añadir trozos de fruta también lo hace más sabroso y más rico nutricionalmente. Otra opción es utilizar el agar-agar, extraído de las algas marinas, más específicamente de las algas rojas. Se puede encontrar fácilmente en las tiendas de productos naturales y se vende en polvo u hojas.

Además de no contener sustancias artificiales, esta opción tiene una buena cantidad de proteínas, fibras y sales minerales, como el fósforo, el potasio, el cloro y el yodo.

Debido a que es rico en fibra, el agar-agar contribuye a aumentar la sensación de saciedad, además de ayudar al funcionamiento del intestino. Al ser extraída de fuentes vegetales, es una buena opción para los vegetarianos y veganos.

Gelatina de uva con jugo natural

  • Un sobre de gelatina incolora e insípida;
  • 250 ml de agua potable;
  • 250 ml de zumo de uva natural (sin azúcar añadido);
  • Una manzana sin pelar y cortada en cubos.

Método de preparación: Hidratar la gelatina incolora y luego mezclarla con el agua y el jugo de uva. Añade los trozos de manzana y refrigera hasta que se endurezca.

Puede preparar su gelatina con el jugo de fruta de su preferencia. Si prefieres endulzar, opta por la miel o el azúcar moreno.

Gelatina de agar-agar

  • 1 cucharada de polvo de agar-agar;
  • 200 ml de agua fría;
  • 400 ml de concentrado de jugo de uva entero.

Cómo prepararse: disuelva el agar-agar en agua y llévelo a fuego lento. Hierve durante un minuto. Apaga el fuego y añade el zumo de uva. Llévalo a la nevera hasta que se endurezca.

La gelatina es un producto fácil de encontrar y a menudo forma parte de la dieta porque se considera saludable. Sin embargo, como en el caso de otros alimentos o productos alimenticios industrializados, hay que prestar atención a los ingredientes y a la ingesta recomendada.

A pesar de las cantidades de azúcar, calorías y colorantes, se puede comer gelatina con moderación. Además, puedes cambiar el producto por versiones más saludables y nutritivas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.