Diabetes tipo 2: El ayuno intermitente puede aumentar el riesgo

Una nueva investigación sugiere que el ayuno intermitente puede elevar los niveles de insulina, dañar las células pancreáticas y aumentar la cantidad de grasa abdominal.


El ayuno intermitente puede ser una dieta popular, pero también puede dañar nuestra salud metabólica, sugiere un estudio reciente.

La llamada dieta de ayuno intermitente ha ido ganando más y más tracción entre las personas que quieren perder peso rápidamente.

Esta popular dieta consiste en días de “ayuno”, en los que se restringe drásticamente la ingesta de calorías -por ejemplo, a una cuarta parte de la dosis diaria o menos- y días de “fiesta”, en los que la persona que hace dieta puede comer lo que le plazca.

El ayuno intermitente se ha vuelto popular en los últimos años, debido a sus beneficios sugeridos de aumentar la esperanza de vida y evitar el cáncer.

De hecho, algunos estudios en animales han indicado que el ayuno intermitente puede reducir el riesgo de cáncer, mientras que los estudios observacionales han demostrado que las personas cuya religión los hace ayunar regularmente viven más tiempo que las personas mayores que no ayunan.

Pero, ¿podría haber también inconvenientes en el ayuno intermitente? La investigación presentada en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología -que tuvo lugar en Barcelona, España- sugiere que la práctica de la dieta puede tener graves consecuencias para el metabolismo de una persona.

Específicamente, el nuevo estudio -liderado por Ana Cláudia Munhoz Bonassa, investigadora de la Universidad de São Paulo en Brasil- sugiere que el ayuno intermitente podría afectar la actividad normal del páncreas y la producción de insulina, lo que a su vez podría aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.

El ayuno intermitente puede conducir a la diabetes

Los investigadores fueron motivados en su esfuerzo por estudios más antiguos que sugieren que el ayuno por un corto período de tiempo aumenta el estrés oxidativo y la producción de radicales libres.

El estrés oxidativo y los niveles excesivos de radicales libres han sido sugeridos para acelerar el proceso de envejecimiento y dañar nuestro ADN, aumentando el riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurodegeneración.

Para averiguar si el ayuno intermitente realmente genera radicales libres, Bonassa y sus colegas colocaron ratas adultas sanas en la dieta durante un período de 3 meses.

El veganismo podría prevenir la diabetes tipo 2La dieta basada en plantas podría mantener la diabetes a raya, sugiere un nuevo estudio.

Durante este tiempo, los investigadores midieron y monitorearon los niveles y funciones de insulina de los roedores, su peso corporal y sus niveles de radicales libres.

Al final del período de dieta, las ratas habían perdido peso, como se esperaba. Sin embargo, la distribución de su grasa corporal cambió inesperadamente.

La cantidad de tejido graso en el abdomen de los roedores aumentó. Estudios recientes han demostrado que la grasa del vientre está profundamente relacionada con la diabetes tipo 2, y algunas investigaciones incluso sugieren un mecanismo molecular a través del cual la primera puede conducir a la segunda.

Además, Bonassa y sus colegas encontraron daño en las células pancreáticas que segregan insulina, así como niveles más altos de radicales libres y signos de resistencia a la insulina.

El autor principal del estudio comenta sobre los hallazgos, diciendo: “Debemos considerar que las personas con sobrepeso u obesas que optan por dietas de ayuno intermitente pueden ya tener resistencia a la insulina.”

“S]o”, continúa Bonassa, “aunque esta dieta puede llevar a una pérdida de peso rápida y temprana, a largo plazo podría tener efectos perjudiciales potencialmente graves para su salud, como el desarrollo de la diabetes tipo 2”.

“Este es el primer estudio que muestra que, a pesar de la pérdida de peso, las dietas de ayuno intermitente pueden dañar el páncreas y afectar la función de la insulina en personas sanas normales, lo que podría conducir a la diabetes y a graves problemas de salud”.

Ana Cláudia Munhoz Bonassa

En el futuro, los científicos planean estudiar con más detalle los efectos dañinos del ayuno intermitente sobre el funcionamiento normal del páncreas y la hormona insulina.

Leave a Reply