Depósitos de colesterol en los ojos: Síntomas y tratamiento

El colesterol puede depositarse alrededor de los ojos para formar grumos grasos y amarillentos. Aunque por lo general son inofensivos, estos depósitos a veces indican una afección subyacente grave.

Las grasas naturales, incluyendo el colesterol, pueden formar crecimientos alrededor de los párpados. Uno de estos crecimientos se llama xantelasma (zan-the-laz-mah). Varios crecimientos juntos se llaman xanthelasmata.

Un xantelasma puede no tener causa. Sin embargo, algunas veces puede indicar colesterol alto, hipotiroidismo o una afección hepática.

En este artículo, examinamos los síntomas, las causas, el diagnóstico y el tratamiento de los depósitos de colesterol en los ojos.

Síntomas

Los depósitos de colesterol son bultos blandos, planos y amarillentos. Tienden a aparecer en los párpados superiores e inferiores, cerca de la esquina interna del ojo, y a menudo se desarrollan simétricamente alrededor de ambos ojos.

Estas lesiones pueden permanecer del mismo tamaño o crecer muy lentamente con el tiempo. A veces se unen para formar bultos más grandes.

Los xantelasmatos no suelen ser dolorosos ni producir picor. Rara vez afectan la visión o el movimiento de los párpados, pero a veces hacen que el párpado se caiga.

Xanthelasmata puede indicar colesterol alto.
Fotografía: Klaus, D. Peter, 2005

Causas

Los depósitos de colesterol pueden aparecer a cualquier edad, pero es más probable que se desarrollen durante la mediana edad de una persona. Son más comunes en las mujeres que en los hombres.

La comunidad médica no está segura de la causa exacta de estos depósitos. Sin embargo, tener un xantelasma está asociado con niveles anormales de lípidos en la sangre, lo cual se conoce como dislipidemia.

A una persona se le diagnostica dislipidemia si la tiene:

  • niveles altos de colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) – colesterol “malo”
  • niveles bajos de colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) – colesterol “bueno”
  • niveles altos de colesterol total (tanto LDL como HDL)
  • niveles altos de triglicéridos

La dislipidemia aumenta el riesgo de que se acumule colesterol en las paredes de las arterias. Esta acumulación puede restringir el flujo sanguíneo al corazón, cerebro y otras áreas del cuerpo. También aumenta el riesgo de angina, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad arterial periférica.

La dislipidemia está relacionada con trastornos genéticos hereditarios, incluyendo:

  • hipercolesterolemia familiar
  • hipertrigliceridemia familiar
  • deficiencia de lipoproteína lipasa

Una persona con una de estas condiciones puede tener niveles anormalmente altos de lípidos a pesar de tener buena salud. Por esta razón, estas afecciones se conocen como causas primarias de dislipidemia.

Las causas secundarias de la dislipidemia pueden incluir una dieta alta en grasas saturadas y colesterol.

Las causas secundarias incluyen factores de estilo de vida, tales como:

  • una dieta alta en grasas saturadas y colesterol
  • tener sobrepeso o ser obeso
  • no hace suficiente ejercicio o actividad física
  • consumir alcohol en exceso
  • productos de tabaco para fumar

Otros factores de riesgo para la dislipidemia incluyen:

  • diabetes
  • enfermedad renal crónica
  • hipotiroidismo
  • presión arterial alta
  • cirrosis biliar primaria y algunos otros trastornos hepáticos
  • antecedentes familiares de apoplejía o enfermedad cardíaca
  • ciertos medicamentos, incluyendo betabloqueantes, anticonceptivos orales, retinoides y esteroides anabólicos

Un estudio encontró que los depósitos de colesterol en los párpados estaban asociados con un mayor riesgo de ataque cardíaco y enfermedad cardíaca, incluso en personas con niveles normales de lípidos.

Colesterol: ¿Qué es un nivel saludable?

Diagnóstico

Las personas con depósitos de colesterol deben consultar a un médico para que les revise los niveles de lípidos.

Los xantelasmatos suelen ser fáciles de diagnosticar con un examen visual. Si el médico no está seguro, puede enviar un raspado o una muestra a un laboratorio para su análisis.

El médico también puede realizar pruebas para detectar diabetes y función hepática, y posiblemente recomendar una evaluación formal del riesgo cardiovascular.

Tratamiento

El ejercicio regular puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos.

Los depósitos de colesterol alrededor de los ojos pueden ser removidos quirúrgicamente. Los tumores generalmente no causan dolor ni molestias, por lo que es probable que una persona solicite la extirpación por razones estéticas.

El método de remoción dependerá del tamaño, ubicación y características del depósito. Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • escisión quirúrgica
  • ablación con láser de dióxido de carbono y argón
  • cauterización química
  • electrodesecación
  • crioterapia

Después de un procedimiento, puede haber inflamación y moretones alrededor de los párpados durante unas semanas. Los riesgos de la cirugía abarcan cicatrización y cambio en el color de la piel.

Es muy probable que los depósitos de colesterol vuelvan a ocurrir después de la eliminación, especialmente en personas con colesterol alto.

La normalización de los niveles de lípidos casi no tendrá efecto sobre los depósitos existentes. Sin embargo, el tratamiento de la dislipidemia es esencial, ya que puede reducir el riesgo de problemas cardíacos. El tratamiento también puede evitar que se desarrollen más depósitos.

Un médico generalmente trata la dislipidemia recomendando modificaciones en el estilo de vida y en la dieta. Un médico o dietista puede ayudar a desarrollar un plan que funcione para cada individuo.

Las posibles recomendaciones incluyen:

  • Perder peso

Tener sobrepeso u obesidad puede aumentar los niveles de colesterol LDL y triglicéridos. Los métodos saludables para bajar de peso pueden ayudar a las personas con sobrepeso y dislipidemia.

  • Consumir una dieta saludable

Una persona con dislipidemia debe consumir una dieta balanceada baja en grasas saturadas, grasas trans y colesterol. Un médico o dietista probablemente le recomendará comer más frutas, verduras y granos enteros. Estos alimentos son bajos en grasa y no contienen colesterol.

Los alimentos que debe evitar incluyen:

  • leche entera
  • mantequilla, queso y crema
  • carnes grasas y manteca de cerdo
  • pasteles y galletas
  • alimentos que contienen aceite de coco o de palma

Una persona debe consumir grasas saludables en su lugar. Éstos se pueden encontrar en pescados grasos, nueces, semillas y aceites vegetales y productos para untar.

Los alimentos ricos en fibra soluble también pueden ayudar a reducir el colesterol. Estos incluyen

  • frijoles, lentejas y otras legumbres
  • avena y cebada
  • arroz integral
  • cítricos

 

  • Ejercicio regular

La actividad física regular también es esencial para tratar la dislipidemia. Puede ayudar a elevar los niveles de colesterol HDL y a reducir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos.

Las actividades como caminar a paso ligero, montar en bicicleta, nadar y correr también pueden mejorar la salud cardiovascular y ayudar a alguien a mantener un peso corporal saludable.

  • Reducción del consumo de alcohol

Beber demasiado alcohol puede aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos. Las pautas dietéticas de los Estados Unidos para los estadounidenses recomiendan que las mujeres no consuman más de una bebida alcohólica al día y los hombres no más de dos.

Una sola bebida alcohólica se define como:

  • 12 onzas líquidas (fl. oz.) de cerveza regular, que contenga 5 por ciento de alcohol
  • 5 fl. oz. de vino con 12 por ciento de alcohol
  • 1.5 onzas líquidas de aguardiente destilado de 80 grados con 40 por ciento de alcohol
  • Dejar de fumar

Fumar productos de tabaco puede aumentar el colesterol LDL e inhibir los efectos positivos del colesterol HDL. Una persona con dislipidemia que fuma debe hablar con un médico sobre las maneras de dejar de fumar.

  • Tomar medicamentos reductores de lípidos

El médico también puede recetar un medicamento reductor de lípidos, como una estatina, ezetimiba o niacina.

Conclusiones

Los depósitos de colesterol alrededor del ojo se conocen como xantelasmata. Generalmente son inofensivos y no afectan la visión ni el funcionamiento del párpado. Sin embargo, algunas personas pueden desear que se los extirpen quirúrgicamente por razones estéticas.

Un xantelasma es a veces un síntoma de una afección subyacente más grave, como dislipidemia, hipotiroidismo, enfermedad renal, enfermedad hepática o diabetes.

Cualquier persona que desarrolle depósitos de colesterol alrededor de los ojos debe hablar con un médico.

Leave a Reply