¿Cómo puede una dieta vegana mejorar tu salud?

En un estudio reciente, los investigadores han comparado los efectos de una comida a base de plantas con los de una comida que incluye productos de origen animal en la salud de una persona. El estudio concluye que las comidas vegetarianas pueden ayudar a una persona a mantenerse saludable y a controlar el aumento de peso.


Una nueva investigación muestra cómo las comidas a base de plantas contribuyen a su salud.

En los Estados Unidos, aproximadamente 93.3 millones de personas viven con obesidad y más de 100 millones tienen diabetes o prediabetes.

Un factor clave en el desarrollo de estas y otras condiciones metabólicas es la dieta.

Según las directrices dietéticas de la Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud (Office of Disease Prevention and Health Promotion) para el período 2015-2020, “los patrones alimentarios típicos que muchos consumen actualmente en los[EE.UU.] no se ajustan” a las recomendaciones oficiales.

Sus estimaciones indican que aproximadamente “tres cuartas partes de la población” no consume suficientes verduras, frutas, productos lácteos o aceites.

Una nueva investigación llevada a cabo por investigadores de tres instituciones internacionales – el Instituto de Medicina Clínica y Experimental y el Instituto de Endocrinología de Praga, República Checa, así como el Comité de Médicos para una Medicina Responsable en Washington, DC – ahora sugiere que seguir una dieta basada en plantas podría tener un impacto beneficioso en muchos aspectos de la salud de una persona.

Más específicamente, los hallazgos del estudio, que los investigadores reportan en “Vegan Nutrition”, que es una edición especial de la revista Nutrients , sugieren que seguir una dieta de tipo vegano fomenta la presencia de ciertas hormonas intestinales que ayudan a regular la presión arterial.

Estas hormonas también ayudan a la persona a sentirse más satisfecha antes y, por lo tanto, su acción es beneficiosa para el control del peso.

Promoviendo buenas hormonas intestinales

En este estudio, el equipo de investigación trabajó con 60 participantes masculinos, de los cuales 20 tenían un diagnóstico de obesidad, 20 tenían diabetes tipo 2, y otros 20 no tenían problemas de salud y formaban el grupo de control.

Los investigadores dividieron a los participantes al azar para que algunos de ellos comieran una comida vegana con tofu, mientras que otros comieron una comida de carne procesada y queso. Los investigadores compararon ambas comidas para el número de calorías y macronutrientes.

Independientemente de si tenían diabetes, obesidad o ningún problema de salud, las personas que comían la comida vegana tenían un nivel más alto de hormonas intestinales beneficiosas que las personas que comían carne y queso.

Derrota los antojos de comida insalubre en 2 minutos¿Cómo puedes dejar de querer comidas que son malas para ti? Un nuevo estudio puede haber encontrado la respuesta.

Los investigadores explican que las hormonas intestinales beneficiosas ayudan a regular los niveles de glucosa (azúcar simple), la producción de insulina y los niveles de energía. También ayudan a aumentar la sensación de saciedad, contribuyendo así al control del peso.

Según los investigadores, las personas pueden sentirse más satisfechas porque los alimentos a base de plantas son ricos en fibra, lo que puede aumentar la saciedad pero no agregan calorías adicionales.

“Estas hormonas intestinales beneficiosas pueden ayudar a mantener el peso bajo, mejorar la secreción de insulina, regular el azúcar en la sangre y mantenernos llenos por más tiempo”, señala la Dra. Hana Kahleova, coautora del estudio.

“El hecho de que una simple elección de comida pueda aumentar la secreción de estas hormonas saludables tiene implicaciones importantes para quienes tienen diabetes tipo 2 o problemas de peso”, sugiere.

En investigaciones anteriores -que cubrimos el año pasado en Medical News Today – la Dra. Kahleova ya había descubierto que las dietas veganas pueden ayudar a las personas con diabetes tipo 2 al aumentar la secreción de insulina y mejorar la sensibilidad a la insulina.

El presente estudio refuerza las pruebas previamente descubiertas de los beneficios que ofrecen las dietas a base de plantas, y además muestra que puede contribuir al control del peso.

“Este estudio se suma a la creciente evidencia de que las dietas basadas en plantas pueden ayudar a controlar y prevenir la diabetes tipo 2 y la obesidad”.

Dra. Hana Kahleova

Leave a Reply