Arándano, ver qué es y qué vitaminas contiene

El arándano es una fruta poco conocida y considerada exótica. Es muy característico porque tiene una cáscara azul, además del sabor dulce.

Aprende un poco más sobre esta fruta que es muy popular en los últimos tiempos:

¿Qué es el arándano y para qué sirve?

El arándano es un fruto producido por arbustos nativos de América del Norte y conocido como pequeños bosques.

Esta fruta se puede comprar en varias presentaciones: fresca, deshidratada, en polvo y añadida en suplementos.

Además de ser consumida en la naturaleza, esta fruta también puede convertirse en jaleas, jugos, vitaminas, vinos y entrar en la composición de productos cosméticos. Las hojas y las cáscaras pueden utilizarse para hacer té y algunos remedios naturales también.

También puede componer platos dulces y salados como pasteles, tartas, salsas, ensaladas, galletas, panqueques y pasta en general.

El arándano es una fruta baja en calorías: 100g (unas 25 frutas) contiene sólo 57kcal, lo que lo convierte en una buena opción para aquellos que quieren mantener o perder peso.

Es rico en antocianinas. Esta es la sustancia responsable de la coloración azul-púrpura de la fruta y también está presente, en menor medida, en otros alimentos (uvas, mora, col morada y cebolla morada).

Las antocianinas tienen algunos beneficios para la salud: ayudan a perder peso porque dan la sensación de saciedad y pueden ayudar a prevenir el cáncer.

Debido a su riqueza en nutrientes, el consumo de esta fruta está indicado para todos aquellos que deseen diversificar su dieta de forma saludable.

Se recomienda el consumo diario:

Arándano en polvo de arándano natural entre 20g y 60g (de 5 a 15 frutas). alrededor de 140g (5 cucharadas)

¿Qué vitaminas tiene el arándano?

El arándano contiene propiedades como las vitaminas (A, B6, C, E y K) y los minerales (manganeso, calcio, hierro, zinc, potasio y fósforo).

Aprenda cuáles son los beneficios de algunas de estas sustancias:

  • Vitamina A: ayuda a la salud de los ojos y la piel;
  • La vitamina B6: realiza funciones vinculadas al sistema nervioso;
  • La vitamina C: es una de las responsables de aumentar la inmunidad;
  • Vitamina E: previene las enfermedades cardiovasculares;
  • Vitamina K: ayuda en la construcción y mantenimiento de los vasos sanguíneos;
  • Manganeso: ayuda a regular la glucosa;
  • Hierro: actúa en la fabricación y transporte de las células sanguíneas;
  • Potasio: promueve el buen funcionamiento de varios sistemas (como el cardiovascular y el nervioso);
  • Fósforo: contribuye a la protección de órganos como la vejiga, el hígado y los riñones.

Además, esta fruta contiene polifenoles, es decir, moléculas que ayudan al sistema inmunológico.

Considerado un alimento antioxidante, combate los radicales libres, que son moléculas capaces de causar el envejecimiento de las células y cambios en los ácidos desoxirribonucleicos (ADN).

¿Cuáles son los beneficios para la salud del arándano?

Esta fruta es rica en antioxidantes y vitaminas, por lo que tiene numerosos beneficios para la salud cardiovascular, ocular e inmunológica. El arándano también tiene propiedades que reducen el estrés y ayudan a relajarse, asegurando el bienestar.

Conozca otros beneficios de salud del arándano:

  • Previene la inflamación;
  • Ayuda en el proceso de curación;
  • Reduce el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL);
  • Combate las infecciones urinarias;
  • Protege contra enfermedades como el resfriado y la gripe;
  • Controla los niveles de azúcar en la sangre;
  • Previene el envejecimiento prematuro;
  • Mejora la visión.

Cabe mencionar que el arándano debe ser consumido con una frecuencia, para que estos beneficios se logren.

¿Cómo plantar?

El arándano es un fruto que crece en arbustos de tamaño medio.

Cuando todavía es pequeño, la planta de semillero debe ser plantada en una maceta de al menos 20 litros. El suelo de esta maceta debe ser areno-arcilloso.

Sólo después de unos 8 meses estas plántulas pueden ser plantadas en un suelo areno-arcilloso.

Las bajas temperaturas en invierno y las suaves en verano son ideales para el crecimiento.

La primera cosecha puede hacerse después de 2 años en el suelo. El período indicado para la cosecha es entre diciembre y enero.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.