¿Qué son los alimentos reguladores?, Ejemplos a incluir en la dieta

Los alimentos reguladores son aquellos ricos en vitaminas, fibras y sales minerales que ayudan a mantener nuestro cuerpo en equilibrio. Son fundamentales para nuestro cuerpo ya que trabajan para mantener las funciones orgánicas.

En otras palabras, nuestro cuerpo necesita varios nutrientes a diario, y estos alimentos reguladores compensan lo que falta, ya que son un grupo directamente relacionado con las principales acciones del cuerpo.

La escasez de estos alimentos en una dieta puede causar problemas como la falta de memoria, cambios en el apetito, en el funcionamiento del intestino y el debilitamiento de las uñas y el cabello.

Por lo tanto, son alimentos que deben formar parte de las comidas diarias para asegurar que el cuerpo funcione correctamente, y sin ninguna deficiencia nutricional.

Los alimentos reguladores se presentan principalmente como alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras y legumbres, porque son ricos en nutrientes como vitaminas, minerales y fibra.

Función: ¿Para qué sirven los alimentos reguladores?

En general, los alimentos reguladores se utilizan para mantener nuestro cuerpo en orden. Por ejemplo, para regular los procesos intestinales, para proporcionar minerales a la sangre y a los huesos, y también para evitar que el cuerpo se quede sin nutrientes esenciales.

Ocurre de la siguiente manera: nuestro cuerpo necesita algunos nutrientes para ayudar a las funciones del cuerpo, por ejemplo en el proceso de digestión y también en el sistema inmunológico.

Ahí es donde entran en juego los alimentos reguladores, porque sirven precisamente para ayudar al cuerpo a desempeñar estos papeles.

Debido a que son ricos en minerales, vitaminas, fibra y agua, este grupo de alimentos puede aportar muchos beneficios al cuerpo.

Echa un vistazo a algunos de ellos abajo:

  • Fortalece la piel, el cabello y las uñas

En la regulación de los alimentos, la presencia de vitaminas es importante para mantener la salud de la piel, el cabello y las uñas.

Esto se debe a que no se producen lo suficiente en nuestro cuerpo. En algunos casos, nuestro cuerpo ni siquiera tiene la capacidad de producirlos. Por lo tanto, la ingestión de estos nutrientes es fundamental.

Con una correcta ingesta de alimentos reguladores, las vitaminas ingeridas pueden ayudar a que las uñas se fortalezcan y crezcan sanamente.

En el caso del cabello y las uñas, los alimentos reguladores pueden tener funciones similares, ya que ayudan a combatir la caída y también ayudan en el proceso de crecimiento y fortalecimiento.

Además, debido a la cantidad de sales minerales en estos alimentos, la reparación de los tejidos y la construcción también pueden ser reguladas.

  • Lucha contra las enfermedades cardiovasculares

Otro de los beneficios que estos alimentos pueden proporcionar es en relación con la inmunidad y la prevención de enfermedades que afectan al corazón o a los vasos sanguíneos (cardiovasculares).

Las verduras tienen polifenoles, que actúan como antioxidantes en el cuerpo. Estas sustancias están directamente relacionadas con una disminución de los riesgos de estas enfermedades cardiovasculares y también de los accidentes cerebrovasculares.

  • Mejora la inmunidad

El sistema inmunológico también se beneficia. Con una ingesta adecuada de todos los nutrientes, es posible que el cuerpo funcione correctamente y se fortalezca la inmunidad.

Los vegetales de color verde, por ejemplo, tienen una alta concentración del pigmento llamado betacaroteno. La sustancia se transforma en vitamina A, que ayuda a fortalecer la función inmunológica del cuerpo.

  • Mejora la función del intestino

Las frutas, además de ser buenas fuentes naturales de vitaminas y minerales, también tienen lo que llamamos fibra dietética, que es importante para mejorar el tracto digestivo.

Así, una dieta rica en fibra reduce las posibilidades de estreñimiento o desregulación del tránsito intestinal.

  • Ayuda a la salud de los ojos

Los alimentos reguladores también pueden cuidar la salud de los ojos.

Entre los alimentos reguladores de los que hablaremos a continuación se encuentran los tomates, que contienen licopeno. Esta sustancia es responsable de la pigmentación de los alimentos, pero también tiene importantes funciones antioxidantes en el cuerpo.

Como ayuda a proteger las células previniendo su oxidación, el licopeno ayuda a prevenir enfermedades oculares como la catarata.

Ejemplos: ¿qué alimentos son reguladores?

Los alimentos reguladores se presentan principalmente como alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras y legumbres, porque son ricos en nutrientes como vitaminas, minerales y fibra.

Luego, los separamos para que conozca la lista de alimentos reguladores que forman parte de cada uno de ellos, ver abajo:

  • Vitaminas

Los alimentos reguladores contienen altas concentraciones de vitaminas, como las vitaminas A, C, E y el complejo B, por ejemplo.

Todos ellos son importantes para las funciones del cuerpo, como ayuda al metabolismo celular y también para la absorción de nutrientes.

Una ingesta adecuada puede ayudar al sistema inmunológico y también a la salud de la piel, el cabello y las uñas.

Por lo tanto, deben ser parte de la dieta. Es posible encontrar buenas fuentes de vitaminas en:

  • Fresa;
  • Piña;
  • Melón;
  • Ciruela;
  • Naranja;
  • Tomate;
  • Repollo;
  • Plátano.
  • Fibras

Las fibras son bastante importantes en el grupo de alimentos reguladores. Ayudan a regular la salud del intestino, interfieren con la saciedad y participan en la liberación de azúcar en la sangre (glicemia).

Los granos y cereales integrales, frutas, verduras y legumbres forman parte de esta lista, que puede incluir:

  • Avena;
  • Zanahoria;
  • Berros;
  • Lechuga;
  • Espinacas;
  • Sales minerales

Los alimentos reguladores siguen conteniendo buenas cantidades de sales minerales como cobalto, fósforo, hierro, potasio, magnesio, manganeso, cobre y zinc.

Estos nutrientes son fundamentales para el cuerpo y participan en la formación y mantenimiento de los huesos, el transporte y almacenamiento de nutrientes y oxígeno, y la producción de células sanguíneas.

Por lo tanto, es importante incluir alimentos como

  • Aguacate;
  • Ciruelas;
  • Plátano;
  • Fresa;
  • Naranja;
  • Lechuga;
  • Calabacín;
  • Repollo.

En general, las frutas, las frutas duras y las verduras son fuentes ricas en sales minerales.

Los alimentos regulados son muy importantes para mantener una buena salud.

Ponerlos en la dieta puede ser más simple de lo que parece, porque basta con invertir en una dieta rica en frutas y verduras.

Leave A Reply

Your email address will not be published.