7 beneficios del té de rooibos

El té Rooibos (pronunciado ROY-boss) es un té de hierbas rojas que proviene de las hojas fermentadas del Aspalathus linearis arbusto, una planta nativa de Sudáfrica.

Mucha gente lo disfruta como una alternativa al té verde o negro. También hay disponible té de rooibos verde sin fermentar.

El té Rooibos tiene un sabor dulce, delicado y terroso. Contiene varios antioxidantes, que pueden ayudar a explicar algunos de los beneficios para la salud del té.

En este artículo, enumeramos los beneficios potenciales para la salud del té de rooibos. También cubrimos cómo preparar y sazonar cada taza.

7 beneficios potenciales para la salud

La investigación sobre los efectos del té de rooibos es limitada. Sin embargo, con base en estudios existentes, los beneficios para la salud pueden incluir:

1. Sin cafeína

El té de Rooibos es libre de cafeína y bajo en taninos.

El té Rooibos no contiene cafeína, lo que lo convierte en una buena opción para las personas embarazadas, los niños y las personas sensibles a la cafeína.

Aunque la cafeína puede tener algunos beneficios para la salud, no todo el mundo puede consumir cafeína de manera segura. Puede interferir con el sueño, empeorar la ansiedad y causar efectos físicos como temblores y palpitaciones cardíacas.

La cafeína está presente en el té negro, el té verde y el café. El té Rooibos es una buena alternativa para las personas que desean reducir su consumo de cafeína o evitarlo por completo.

2. Bajo en taninos

El té de rooibos rojo contiene niveles muy bajos de taninos. Los taninos son compuestos naturales presentes en muchos alimentos vegetales, incluyendo el té negro, el té verde y el vino tinto.

Los taninos interfieren con la absorción de hierro del cuerpo, particularmente el hierro no heme, que es la forma que proviene de los alimentos vegetales.

Según los resultados de un estudio de 2013, beber seis tazas de té de rooibos al día durante seis semanas no afectó negativamente el estado de hierro de los participantes.

3. Rico en antioxidantes

El té de Rooibos contiene varios antioxidantes, y la variedad verde contiene niveles más altos que la roja. Algunos de los antioxidantes más notables en el té son la quercetina y la aspalatina.

Los antioxidantes son importantes para la salud humana porque impiden que los radicales libres dañen las células del cuerpo.

Los resultados de un estudio en animales sobre el té de rooibos sugieren que puede mejorar el estado antioxidante del hígado.

Estudios en humanos han encontrado que el consumo de té de rooibos aumenta los niveles de antioxidantes en el cuerpo, pero que los efectos son pequeños y desaparecen rápidamente.

Sin embargo, otras investigaciones sugieren que el té no tiene efecto sobre los niveles de antioxidantes en la sangre.

El té verde ayuda a perder peso… En este artículo, aprenda sobre el té verde y cómo puede ayudar a una persona a perder peso.

4. Salud del corazón

Los antioxidantes son importantes para un corazón sano, por lo que el té de rooibos puede proporcionar beneficios cardiovasculares. También puede mantener los niveles de colesterol bajo control.

En un estudio de 2011, 40 personas en riesgo de enfermedad cardiovascular bebieron seis tazas de té de rooibos diariamente durante seis semanas.

Al final de este período, los participantes habían reducido significativamente los niveles de lipoproteína de baja densidad, o colesterol “malo”, y habían aumentado significativamente los niveles de lipoproteína de alta densidad, o colesterol “bueno”, en comparación con el grupo de control.

El té de Rooibos también puede mejorar la salud del corazón al inhibir la enzima convertidora de angiotensina (ECA), que aumenta la presión arterial. Un pequeño estudio reportó que el té de rooibos inhibe la actividad de la ECA entre 30 y 60 minutos después de su consumo.

5. Control de la diabetes

La investigación sugiere que los antioxidantes en el té de rooibos pueden tener potencial antidiabético.

El té de Rooibos puede ayudar a las personas con diabetes a mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control y por lo tanto reducir el riesgo de complicaciones.

La investigación en animales ha encontrado que el antioxidante aspalatina, que está presente en el té de rooibos, tiene potencial antidiabético.

La aspalatina también puede ayudar a las personas con diabetes a reducir su riesgo de inflamación vascular y aterosclerosis. Ambos son factores que juegan un papel en el desarrollo de los problemas cardíacos.

Las personas que tienen diabetes tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de morir de enfermedad cardiaca que las personas que no tienen diabetes, según la American Heart Association (AHA).

La investigación sugiere que la aspalatina ayuda a suprimir la inflamación vascular que resulta de los altos niveles de azúcar en la sangre.

Hay bajos niveles de aspalatina en el té rojo de rooibos, pero es más abundante en el té verde sin fermentar.

6. Control de peso

El té Rooibos es libre de calorías, por lo que puede ser una buena opción de bebida para aquellos que están tratando de perder peso o mantener un peso saludable.

De acuerdo con los resultados de un estudio de 2014, el té de rooibos también podría beneficiar el control de peso al aumentar los niveles de leptina. La leptina es una hormona que ayuda a regular la ingesta de alimentos y envía señales al cuerpo de que ha tenido suficiente comida.

El té también detuvo la formación de nuevas células grasas y estimuló un metabolismo más rápido de las grasas.

7. Menos arrugas

Si una persona se aplica el té de rooibos de forma tópica, puede mejorar el aspecto de la piel al reducir las arrugas, según algunas investigaciones.

Un estudio realizado en 2010 comparó mezclas cosméticas hechas de extractos de hierbas en una base de gel. Los extractos eran ginkgo, soja y una mezcla de té y rooibos.

Los investigadores encontraron que la mezcla de té y rooibos era más efectiva para reducir las arrugas, mientras que el ginkgo era mejor para hidratar la piel.

Sin embargo, es poco probable que beber té de rooibos proporcione beneficios notables para la piel.

Otros beneficios reportados

Algunas personas abogan por beber té de rooibos para ayudar a tratar:

  • alergias
  • cólico
  • problemas digestivos
  • insomnio
  • problemas de salud mental
  • Poco apetito

Sin embargo, no existe evidencia científica sobre los efectos del té de rooibos para estas dolencias.

Hacer té de rooibos

La gente puede disfrutar del té de rooibos caliente o frío, de manera similar al té negro.

Para obtener los mejores resultados, métalo de acuerdo con las instrucciones del paquete. Como regla general, use 8 onzas de agua hirviendo por bolsa de té o una cucharadita de hojas sueltas.

Deje que el té se remoje durante al menos 5 minutos. Beba el té solo o añada leche láctea, leche vegetal, miel o azúcar al gusto.

El té Rooibos está disponible en tiendas de comestibles y en línea.

Para llevar

El té Rooibos es una buena alternativa al té negro o verde, especialmente para las personas que quieren evitar la cafeína o los taninos.

También es rico en antioxidantes, que pueden proporcionar beneficios para el corazón y el hígado.

Sin embargo, la investigación sobre los beneficios del té de rooibos es muy limitada, y muchos de los estudios existentes se realizan en animales y células humanas.

Aunque no está claro cuán efectivo es el té de rooibos para las condiciones de salud en los seres humanos, la mayoría de las personas pueden disfrutar de beberlo sin ningún riesgo. Cualquier beneficio de salud es un bono.

Leave a Reply